Reglas de la Conga

La Conga es un juego de naipes jugado en España, Argentina, Colombia, Paraguay, Uruguay, Cabo Verde y otros países. Es un juego de la familia del Gin Rummy aunque se juega con baraja española.

Cantidad de jugadores
De 2 a 4.

Objetivo del juego y características
El objetivo del juego es formar conga (escalera de siete cartas del mismo palo) para ganar la partida. También es posible ganar la partida eliminando al resto de contrincantes por puntos, es decir, hay que conseguir que el resto de los jugadores superen los 100 puntos (si ese es el límite fijado).

Baraja
La Conga se juega habitualmente con la baraja española de 40 cartas utilizando el as de oros como comodín, pero también es posible jugar con 48 cartas (incluyendo ochos y nueves) o con 50 cartas (incluye 2 comodines).

Valor de las cartas
Rey: 12 puntos
Caballo: 11 puntos
Sota: 10 puntos
El resto de las cartas: su valor

Comodines
No habrá más de 2 comodines que puedan hacer la función de cualquier otra carta de la baraja. Es habitual utilizar el as de oros para tal fin.
Es importante combinar el comodín, ya que tiene un valor de 25 o 50 puntos.
No podrá cortar con los dos comodines en mano un solo jugador.
Combinaciones de cartas
Las combinaciones de cartas o “ligues” que pueden formarse son:
Escalera: tres o más cartas del mismo palo consecutivas.
Pie o trío: tres o cuatro cartas del mismo número.
Conga: siete cartas consecutivas, del mismo palo. El jugador gana directamente la partida, no pudiéndose utilizar comodines para realizarlo.
En caso de hacer un chinchón no válido, se restan 25 puntos.

Desarrollo del juego
Se reparten 7 cartas a cada jugador y se sitúa una carta boca arriba junto al mazo.
En su turno, cada jugador puede:
1. Recoger una carta del mazo
2. Recoger la última carta boca arriba del pozo
3. Cortar
Tras realizar esta acción, deberá descartar la carta que más le convenga, quedándose nuevamente con siete cartas.

El corte
Para poder cerrar, un jugador debe combinar sus 4, 5, 6 o 7 cartas siempre que la suma de las restantes no sea mayor a 5.
Cuando un jugador desea cortar (no es obligatorio), coloca la carta de descarte boca abajo en vez de boca arriba, indicando al resto de jugadores que el juego ha finalizado. El jugador que cierra tiene que mostrar las combinaciones antes de sumar los puntos.
Una vez que se ha cerrado la mano, los jugadores hacen balance de las cartas que no han podido combinar y se anotan los tantos según el valor de dichas cartas (incluido el jugador que ha cerrado).
Si un jugador cierra con todas sus cartas combinadas, se le descuentan diez puntos.
La partida termina cuando todos los jugadores excepto uno han superado el límite de puntos (normalmente 100). Este jugador gana la partida.
Si el jugador que cortó alcanzó la puntuación máxima, y los demás sobrepasan el mismo, se considera ganador a aquel que no cortó.
Al momento de cortar, el jugador que lo haga podrá quedarse con más de una carta, pero siempre y cuando las que le queden no sumen más de 5.

Acomodar cartas
En el momento del cierre, los jugadores muestran sus combinaciones por orden. El resto de los jugadores puede descartar una o varias de sus cartas combinándolas con las jugadas de sus contrincantes. De este modo, esa carta no cuenta para los puntos finales.
Esta acción no es posible si el jugador ha cerrado con -10.
En algunas variantes del juego se exige tener “juego” para poder acomodar las cartas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s